Diagnóstico


México se ubica entre los países latinoamericanos reconocidos como democráticos, sin embargo es una de las regiones mas inequitativas del plantea. Las profundas desigualdades afectan el ejercicio de los derechos de la ciudadanía y en particular de las mujeres. Las brechas de género son aún grandes abismos que requieren por un lado el compromiso firme de los gobiernos en la aplicación de leyes, políticas públicas y presupuestos etiquetados para lograr la igualdad entre los géneros, y por otro lado la participación de la sociedad civil organizada.

Baja California se ubica entre las tres entidades federativas con mas alto índice de desarrollo humano (IDH), se ubica en 0.8522, valor superior a la media nacional de 0.8200, sin embargo, crece mas lentamente ya que en el periodo de 2000 a 2005, el nacional aumentó en 1.75% y el estatal lo hizo en 0.46%. Respecto al índice de desarrollo relativo al género (IDG) que incluye la pérdida de desarrollo humano por la desigualdad entre hombres y mujeres, pierde 0.39%, aunque también se registra un índice de pérdida menor que el nacional que fue de 0.66%, en el mismo periodo. Por último en cuanto a las oportunidades para las mujeres en los ámbitos de participación política, económica y de ocupación, medidas mediante el índice de potenciación de género (IPG) Baja California ocupa el sitio número 27 a nivel nacional, muy por debajo de la media nacional.1

Los últimos años Baja California ha sido considerada la entidad con mayor incidencia delictiva y violencia en el país, pasando de "muy alto índice delictivo" a "alto índice delictivo" ocupando el segundo lugar a nivel nacional, según ¨El Índice de Incidencia Delictiva y Violencia 2009¨ realizado por el CIDAC y en los últimos 3 años se han registrado 385 mil 987 delitos en nuestro estado, un delito por cada 7.4 habitantes.2

Según el Instituto Ciudadano de Estudios Sobre la Inseguridad (ICESI), en Baja California 661 personas son víctimas de algún delito diariamente, de las cuales 324 son mujeres, esto significa que cada hora 13.5 mujeres son víctimas de algún delito en nuestra entidad.3 Los delitos a los cuales son más propensas las mujeres a ser victimas según la encuesta de ICESI son: Delitos sexuales, robo a casa habitación y robo a transeúnte. Delitos por los que se caracteriza nuestro Estado, y que han presentado un aumento considerable en los últimos años, por ejemplo: se estima que entre el 2008 y 2009 se presentó un incremento de 233 casos de delitos sexuales; referente a robo a casa habitación con violencia aumentó en 94 casos; el robo sin violencia se incrementó en 1,053 casos y en el robo a transeúntes se presentaron 2,270 casos más que el año previo. Según cifras de la Procuraduría General de Justicia del Estado, entre 2000 y 2004 se registraron 191 homicidios dolosos de mujeres en el estado, y un porcentaje significativo de ellos están vinculados a la violencia doméstica.4

En cuanto a la violencia de género, según la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares 2006 (ENDIREH)5, en BC, del total de mujeres de 15 años y más, el 62.2% han sufrido violencia en cualquiera de los siguientes contextos: violencia de pareja en 34.2% de los hogares; violencia comunitaria 35.1%; violencia familiar 14.3%; violencia patrimonial 9.8%; violencia escolar 12.5% y 12.3% violencia laboral. La misma encuesta establece que el porcentaje de mujeres casadas o unidas que a lo largo de su relación han padecido de violencia extrema es de 19.8% muy debajo de la nacional de 26.4%, de las cuales 84.3% no denuncian la agresión.

En los espacios comunitarios, según la misma ENDIREH 2006, la violencia contra las mujeres alcanza niveles extremos como son los casos de violaciones y el sometimiento de mujeres para obligarlas a prostituirse; en BC el 35.2% declaran este tipo de violencia, ocupando el sexto lugar a nivel nacional con este tipo de incidencias.

Por otro lado, en 2008 se aprueba a nivel local, la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia (LAMVLV) que incluye en el artículo 2 la obligación del estado y los municipios a tomar medidas legales, administrativas y presupuestales para garantizar a las mujeres una vida libre de violencia, entendiendo a la violencia como cualquier acción que impide el ejercicio de los derechos y oportunidades de desarrollo de las mujeres desde la perspectiva de género, conforme a los principios de igualdad y no discriminación, principios fundamentales para los derechos humanos, pero esta legislación aún no se ha puesto en practica. En 2009 se publica el Reglamento de la Ley. En el 2010 se instala el Sistema de la LAMVLV, pero no se ha elaborado el Programa Estatal y actualmente no se encuentra en operación.

A pesar de que la brecha educativa entre hombres y mujeres ha disminuido, uno de los principales problemas que enfrentan las mujeres y las niñas en la entidad es la violencia de género. Como ya se ha descrito, si bien el índice de desarrollo humano y nivel educativo están catalogados como altos, la inseguridad y los problemas urbanos derivados del fuerte crecimiento poblacional, alimentado principalmente por flujos migratorios, han generado un deterioro en la calidad de vida. Las mujeres no están siendo incluidas en la vida pública de la entidad, las prácticas políticas actuales se encuentran en estado de crisis y retroceso democrático, porque si bien se avanzo en la alternancia e incorporación de la pluralidad ideológica, no se ha avanzado en la incorporación de la pluralidad social y las mujeres siguen siendo excluidas de la toma de decisiones.

Por lo anteriormente expuesto consideramos indispensable implementar un programa específico que atienda la problemática desde la Seguridad Ciudadana, que implica el desarrollo de una cultura de la prevención de la violencia en el corto, mediano y largo plazo, así como la reeducación sobre como la ciudad es el espacio donde se ejerce la ciudadanía, el respeto, la democracia y la libertad. Desarrollar una propuesta de Seguridad Ciudadana Integral con perspectiva de género que incluya recomendaciones, contenidos, capacitación, diseño y mecanismos de difusión, tomando en cuenta el contexto particular de Baja California, que permita mejorar el impacto en la vida cotidiana de la ciudadanía en general y de las mujeres en particular.

El presente proyecto Ciudades Seguras para las Mujeres en Baja California, apoyado por el Centro Nacional de Prevención del Delito y Participación Ciudadana del Sistema Técnico de Seguridad Pública, se llevará a cabo en Baja California (B.C.) una de las 32 entidades federativas mexicanas, cuenta con 5 municipios: Tijuana, Mexicali, Ensenada, Playas de Rosarito y Tecate y su población según el censo 2010 de INEGI es de 3, 155,070 habitantes, de los cuales 1, 591,610 son hombres y 1, 563,460 son mujeres lo que corresponde al 50.45% y 49.55% respectivamente con una tasa de 0.9 de crecimiento poblacional.6

El Objetivo del Proyecto se plantea: Coadyuvar en la prevención y erradicación de la violencia hacia las mujeres en los territorios urbanos e impulsar la participación organizada de la ciudadanía, promoviendo la articulación social para el establecimiento de estrategias ciudadanas integrales, con perspectiva de género que permitan recuperar la seguridad ciudadana.

Rebeca Maltos
Directora de Gente Diversa de Baja California, A.C.
rebeca.maltos@gentediversa.org.mx
www.gentediversa.org.mx
Tel. (686)564-5690

  1. PNUD. Indicadores de Desarrollo Humano y Género en México 2000-2005
  2. Centro de Investigación para el Desarrollo
  3. http://www.icesi.org.mx/publicaciones/PDF/Indice_violencia.pdf
  4. Gobierno del Estado. Instituto de la Mujer en Baja California. Programa Estatal de Equidad de Género 2009-2013
  5. INEGI. Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares 2006 (ENDIREH)
  6. INEGI. Principales resultados del Censo de Población y Vivienda 2010.